Temporada de sequía!…¿cómo nos afecta?

Una notable preocupación actual es la temporada de sequía o fenómeno del niño que viene  madurando  y generando altísimas temperaturas. Pero además de ver que ha dejado de llover y que estamos en un verano intenso ¿cómo nos afecta?  ¿Qué pasa con la oferta, calidad y precios de algunos alimentos de la canasta familiar?

Hemos recopilado algunos datos importantes para entender este fenómeno y sus implicaciones y además que nos concienticemos de la importancia del agua y nuestra responsabilidad para la conservación del medio ambiente.

El fenómeno del niño en Colombia indica una escasez de lluvias durante varios meses, lo que lleva a fuertes sequias. La temporada más fuerte del fenómeno del niño se está dando en el segundo semestre del 2105 y se puede extender hasta el primer trimestre de 2016. Hasta ahora el panorama es el siguiente:

 

  • Las lluvias se han reducido entre un 30 y 70%. Mayoritariamente en las regiones andina y caribe.  Aunque se han registrado lluvias en Bogotá y algunas capitales, en el campo las lluvias han disminuido significativamente. 
  • Se registraron 70 incendios diarios en solo en septiembre 2015
  • Los departamentos más afectados son Cundinamarca, con 34 municipios; Tolima con 24, Magdalena con 18, Boyacá con 19, Valle con 17; Bolívar, Cauca y Caldas con 14 cada uno; Huila con 12, Cesar con siete y La Guajira con 10.
  • Este año aproximadamente 700.000 animales han sido desplazados en busca de pasto. Lo normal es que se muevan unas 250.000 reses al año por esta circunstancia.
  • Cerca del 70% de la generación de energía proviene de fuentes hídricas por lo cual una fuerte sequía de los embalses hace que la generación hídrica sea sustituida por otras fuentes más costosas de generación.
  • En enero de 2016 podrían registrarse temperaturas más altas y menos lluvias.

 

 

El impacto

  • Los sectores productivos sobre los que recae la sequía son la agricultura, la ganadería, el transporte y la energía.
  • Un importante ejemplo es la papa, Este alimento es 85% agua,  al reducirse las precipitaciones el alimento no alcanza el tamaño ideal, además es sensible a los daños por frío. Esto significa una reducción en oferta. (fuente)
  • Pérdida de productividad y daños en cultivos de arroz, maíz y caña de azúcar, sobre todo en la costa Atlántica, Tolima, Huila y Valle.
  • La sequía que afecta a Colombia deja hasta el momento 32.000 cabezas de ganado muertas, según la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán). Su alimento escasea.
  • La calidad de algunos alimentos como frutas baja, pues la falta de agua hace que frutas como naranja, mandarina, mango sean más secas.
  • Las siembras se retrasan

Nuestro granito de arena

El fenómeno del niño seguirá su curso y hasta el momento lo único que podemos hacer es mitigar su impacto con sencillas cosas desde nuestro hogar, aquí algunas de ellas.

  • Racionar el agua que se utiliza en la ducha y al lavarse los dientes. Inclusive al bañarnos se pueden colocar baldes y esa gua sirve para las cisternas. 
  • No lavar carros con manguera,  Esto se puede hacer con aguas lluvias y con recipientes.
  • No dejar llaves abiertas
  • Apagar luces y bombillos innecesarios
  • Entender que muchos alimentos bajan su calidad debido a la sequía, si prefieres no consumirlos, está bien, sin embargo siempre valora el regalo de la naturaleza.

Recuerda que cada gota de agua que ahorremos es significativa y definitiva…hoy invitamos a la solidaridad con el campo, los alimentos, la naturaleza y los animales.

La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos... Proverbio indio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *